*Nuevo servicio de peluquería ecológica a domicilio en Madrid. Para más información llama al 620 07 77 97.
Recibe tu pedido GRATIS en casa a partir de 30€ | Entrega 24/72h*
De la coloración sintética a la coloración vegetal

De la coloración sintética a la coloración vegetal

Publicado el : 22/01/2019 18:12:21
Categorías : Coloración , Magazine

Lo desconocido suele darnos miedo. Sin embargo, resulta irónico que lo desconocido sea, en este caso, la naturaleza. Cuidarse a través de las plantas es uno de los rituales más antiguos que existen, así que vence tus frenos y descubre los beneficios de cuidar tu cabello de la manera más natural que existe. 

Las plantas son verdad: te aportan vitaminas, minerales y nutrientes esenciales, además de, en algunos casos, taninos que dan color. Pasar de la coloración sintética a la vegetal requiere, ante todo, un cambio de chip. Y después, conocer cómo va a reaccionar tu cabello. 

1. Tomar conciencia 

Este es el primerísimo paso para dejar un hábito que creíamos que era la única opción, el consumo de químicos-sintéticos en el cabello, y empezar a descubrir una nueva manera de cuidar nuestra melena y piel.  Nuestro cabello, al igual que todo nuestro cuerpo, actúa como contenedor de químicos. Algunos, poco a poco, han sido expulsados, pero otros siguen dañando nuestras fibras capilares. 

El cabello está compuesto por un 97% de proteína y un 3% de humedad. Esta resistente y fibrosa proteína, que también podemos encontrar en las uñas, se llama queratina. La queratina es la encargada de dar consistencia y fuerza al cabello; la humedad o el agua, es las que se encarga de hidratarlo. 

El cabello es una fibra fuerte y elástica. Pero, ¿qué le sucede cuando le hacemos tratamientos sintéticos y agresivos? Como por ejemplo, excesos de secadores, planchas, mechas, estirados que cambian la estructura capilar... ¿Sabes qué sucede, no? Por otro lado, el grado de porosidad de un cabello varía entre: poroso, ligeramente poroso o extremadamente poroso. Cuando el cabello está dañado, la cutícula está herida, ha perdido capas de su barrera protectora, por lo que se vuelve más porosa. 

2. Paciencia 

Hay que poner remedio, sí, pero también hay que empezar a entender los tiempos de la naturaleza y adaptarnos a ellos, y ser constante para que nuestro cambio tenga resultados. Por eso antes de definir el color que queremos en nuestro cabello, debemos reestructurar las fibras capilares y recuperar la salud del mismo, si no está sano no hay color bonito. 

Si tenemos el cabello dañado por los tintes sintéticos, antes de teñir con un tinte vegetal, necesitaremos aportar más grasas como el aceite de primera presión en frío para nutrir en profundidad el núcleo del cabello y además ayudará a reparar la cutícula de éste. 

3. Prepara y recupera

Los aceites de primera prensada en frío son los protagonistas en este step. Nutrir el cabello con grasas buenas, para que después pueda absorber bien los pigmentos y minerales de las plantas. Los aceites penetran en la epidermis nutriéndola y protegiendo la capa lípida. Tienen efectos calmantes, suavizantes, tonificantes y regeneradores.

¿Ya sabes cuál es tu gran aliado? El Aceite de Pepita de Uva y Petitgrain. Gracias a su propiedades antioxideantes previene el envejecimiento prematuro del cabello y regenera la estructura capilar en profundidad, aportando suavidad, brillo y fortaleza. 

Empieza realizando un baño de aceite semanal durante un mes. Debes aplicarlo de raíces a puntas, empapando bien todo el cabello. Masajea tu cuero cabelludo, con un cepillo de madera natural si lo prefieres, para que el aceite penetre bien y déjalo actuar 2 horas antes de lavar tu melena o toda la noche para un extra de hidratación. Te dejamos aquí nuestro tutorial. 

Después de un mes de haber realizado los baños de aceite semanales, notarás que tu cabello está más fuerte, hidratado y flexible. 

4. La fórmula perfecta

Un último consejo antes de teñirte: prepara una mascarilla de Gel de Aloe y Aceite de Almendras y Lavanda. ¿Cómo? Pon en un bol (de cerámica o de cristal) 4 cucharadas de Aceite de Almendras y Lavanda, añade 4 cucharadas de Gel de Aloe, remuévelo con una espátula y aplícate la mezcla sobre el cabello seco de raíz a puntas. Déjalo actuar durante 2h y luego lávate el pelo con agua abundante.  

Cuando tengamos nuestra melena bien hidratada y preparada para el cambio entonces, es la hora de escoger la mejor combinación de color para nuestro cabello. Tienes que tener en cuenta que los tintes vegetales no funcionan como los tintes sintéticos. Las plantas tienen limitaciones pero también un campo de posibilidades, te animamos a que descubras su capacidad de pigmentación y nutrición. 

Si quieres saber cuál es el mejor tinte vegetal para tu cabello, te recomendamos que leas nuestra Guía básica de coloración con plantas

Confiar en la naturaleza es confiar en ti misma.

Aceite de almendras y flor de henna               

 

Productos relacionados

ACEITE DE ALMENDRAS, JAZMIN Y AZAHAR

Su fórmula rica en nutrientes tonifica, revitaliza y estimula los sentidos.

INDIGO CON HENNA

Fórmula de coloración vegetal para teñir cabellos morenos y castaños oscuros. Cubre las canas. 

FRESCO COLORACIÓN AVELLANA

Tinte vegetal preparado al momento. Especial para conseguir un tono avellana. 

COACHING CAPILAR

Incl: Test de diagnóstico + 3 videollamadas de asesoramiento + 5 productos (valor 100-120€) + Dtos. en compras + Tote Bag

Ver todos los comentarios (1)

Patricia


24/01/2019 14:34:26

¡Qué interesante! Que ganas de dejar de usar químicos en mi pelo...

You must be registered

Haga clic aquí para registrarle

Añadir un comentario

Volver arriba