• Cuidado del cabello
  • Ver todos

¡Amamos tus rizos! Te contamos qué productos son tus aliados

- 16/02/2024

Durante años, los cabellos rizados han sufrido la tiranía de las planchas, los alisados y los productos que iban en contra de su naturaleza. Afortunadamente, los rizos viven un momento de libertad absoluta y por fin hoy el mundo curly es un movimiento en auge.

En Henna Morena nos declaramos enamoradas de las melenas rizadas, aunque sabemos que necesitan rutinas y cuidados específicos con los que hay que familiarizarse.

Si durante años has renunciado a tus rizos y te apetece reconciliarte con ellos, estás en la página adecuada.

¿No sabes por dónde empezar para recuperar tu melena curly? Tranquila, sigue leyendo porque en este artículo te contamos cuáles son tus aliados para tu rutina capilar.

Las claves para cuidar un cabello rizado

1. LAVADO

El cabello rizado tiene tendencia a ser más seco, mejor no abuses de los lavados, ya que los jabones retiran la hidratación natural del cabello. Si te estás iniciando en la cosmética natural, tal y cómo explicamos en nuestro Método Henna Morena, siguiendo el paso 1, deberás realizar un detox capilar. Por ello, te recomendamos que comiences por el formato de champú sólido, pues tienen mayor capacidad de lavado y te ayudará a retirar los restos de productos que hayas utilizado en el pasado. Opta por el champú sólido de Cacao y Karité, emoliente e hidratante, con sulfatos naturales que provienen del coco y aportando todos los beneficios del cacao, el coco y el karité

Una vez has reseteado tu cabello, te aconsejamos los champús líquidos sin sulfatos. Para no resecar el cabello, ni eliminar los aceites naturales, tu mejor aliado será nuestro champú de Miel y Naranja.

2. HIDRATACIÓN

Para recuperar la salud de tus rizos es imprescindible que tengas el cabello bien hidratado. Hidratación es sinónimo de definición, es lo que da flexibilidad y define la ondulación del cabello. Después de cada lavado, es imprescindible que utilices el acondicionador de Naranja y Karité o, si quieres aportar una dosis extra de hidratación, puedes optar por la mascarilla de Henna y Karité. Los acondicionadores y mascarillas complementan la acción limpiadora del champú y, en el caso de los champús sólidos, sellan la cutícula del cabello. Te dejamos un truco: si quieres la máxima definición para tus rizos aplícate el acondicionador a modo leave-in con el cabello mojado y no lo enjuagues.

Aplícate una mascarilla de aceite cada semana, sobre el cabello seco de medios a puntas. Déjala actuar un mínimo de 2 horas, si puedes dejarla toda la noche, mejor. Posteriormente, lava el cabello con el champú líquido de miel y naranja y enjuágate con agua abundante. Si tu cabello está deteriorado por tintes sintéticos, aplica el Aceite de Pepita de Uva y Petit Grain, se trata de un antioxidante natural y muy hidratante. Otra opción, es el Aceite de Almendras con aroma a Flor de Henna, contiene una molécula grasa mayor, ideal para los cabellos rizados y gruesos.