• Cuidado del cabello
  • Especial Estaciones
  • Ver todos

Cómo cuidar el cabello teñido en verano con plantas

- 16/06/2022

Piscina, mar, sol... esas palabras mágicas que nos dicen que el verano por fin ha llegado, pero que también nos avisan de que debemos extremar el cuidado de nuestra melena. Además, si nuestro cabello está teñido, el sufrimiento puede ser mayor.

El sol altera la película protectora del pelo, dejándolo seco, sin brillo, áspero y frágil, por no hablar de su efecto decolorante que se acentúa cuando lo combinamos con el cloro o la sal. A diferencia de la piel, el cabello no tiene mecanismos de protección, por eso es importante que reforcemos nuestra rutina capilar con productos y tratamientos adecuados. Además, dependiendo de qué tipo de coloración te apliques, tu cabello tendrá unas u otras necesidades. Por eso, te contamos qué tienes que hacer para cuidarlo y mantener el color lo más bonito posible en cada caso.

Si te tiñes con sintéticos:

Estos cabellos tienden a necesitar más grasa y protección, puesto que los químicos y otros componentes sintéticos que contienen los tintes reaccionan de peor manera frente a los agentes externos. Por ejemplo, los cabellos decolorados, tenderán a oxidarse más rápidamente, cogiendo esos famosos (y odiados) tonos amarillos y verdosos.

1. Enjuaga el cabello en agua dulce inmediatamente después de un baño en agua salada o en una piscina tratada con cloro.

2. Considera el champú de Henna y Silicio tu nuevo mejor amigo, ya que mantiene el color durante más tiempo, sin teñir, sin sulfatos ni siliconas. Además, puedes completar el lavado con la mascarilla de Henna y Karité, que recuperará la textura suave y tiene un efecto protector, gracias el Karité, y te permitirá un peinado suave.

3. Introduce los baños de aceite 100% naturales una vez por semana. Para esta época te recomendamos el de Pepita de Uva y Petit Grain por tener la molécula grasa más pequeña y ser más ligera. Si tu cabello está muy oxidado o lo notas muy seco, el Sérum Regenerador de Noche irá a tu rescate: aplica este concentrado de aceites ultra-reparadores durante toda la noche, de medios a puntas, 2 o 3 veces por semana. 

Si te tiñes con plantas:

Tu cabello no reaccionará con la misma intensidad, por eso tan solo necesitarás mantener una buena hidratación de base.

1. Enjuaga el cabello en agua dulce inmediatamente después de un baño en agua salada o en una piscina tratada con cloro.

2. Comienza a utilizar el acondicionador en todos tus lavados, te ayudará a aportar el agua e hidratación necesaria. El Acondicionador de Naranja y Karité es ya un must en Henna Morena. Si prefieres el formato sólido, este de Coco te va a encantar.

3. Completa tu rutina al salir de la ducha con productos que te ayuden a peinar tu melena a la vez que hidratarla. El sérum de Silicio y Jojoba funciona bien en todos los cabellos. El gel de Aloe Vera te encantará si te gusta hacerte moños y coletas, o si quieres definir tus rizos, además que tiene un efecto humectante que evita la deshidratación.

4. Recuerda que el propio tinte de coloración vegetal Henna Morena es un tratamiento en sí mismo. Más allá de dar color, las plantas tienen propiedades nutritivas, hidratantes, antioxidantes… Lo ideal será que te apliques el tinte de manera más seguida que de lo normal.

Además, si quieres completar tu rutina capilar, en esta sección encontrarás una selección con nuestros productos de cuidado indispensables para verano.

Artículos relacionados