Conoce las plantas de nuestras fórmulas

Las plantas son verdad. Son naturaleza, consciencia y libertad. Nuestras fórmulas de plantas frescas y trituradas aportan beneficios a nuestro cabello, como el brillo, el color, la hidratación o la nutrición, devolviendo la salud a nuestras melenas. A las plantas, les debemos mucho. Pero mucho. Y además, tu cabello desprenderá un aroma maravilloso.
¿Quieres conocer algunas de ellas?



HENNA

La Henna pura es el polvo resultado de triturar las hojas de un arbusto llamado Lawsonia Inermis. Esta planta, conocida desde la antigüedad por sus beneficios estéticos, devuelve los minerales al cabello, lo nutre en profundidad y lo tiñe de manera natural. El resultado es un cabello fuerte, sano, con un brillo espectacular. Aquí somos mucho de Henna, como puedes imaginar.


Tipo de cabello: Recomendado para todo tipo de cabellos.
Productos: Todas las fórmulas de Henna, Aceite de Almendras y Flor de Henna, Champú de Flor de Henna con Silicio, Mascarilla de Henna y Karité.

ROMERO

El Romero es una de nuestras plantas talismán en las fórmulas Henna Morena. Originaria del Mediterráneo, tenemos con ella una conexión especial. De sus flores y hojas se extrae el aceite esencial, gran estimulante, antioxidante, cicatrizante, antiinflamatorio y antibiótico natural.
Esta planta aromática tiene infinidad de beneficios para nuestro organismo. Y ¿qué aporta al cabello? Nos ayuda a mejorar la circulación del cuero cabelludo y a eliminar los excesos de grasa, actuando como tónico que nos permite además espaciar los lavados.


Tipo de cabello: Recomendado para cabellos grasos.
Productos: Champú de Romero, Infusión capilar de Romero y Salvia, Henna con Romero y Salvia. 

LAVANDA

La Lavanda crece en prados secos del Mediterráneo y nos permite viajar olfativamente a través de su aroma. Se considera sedante, antiinflamatoria, digestiva, antibacteriana, diurética, antiséptica y cicatrizante. Podríamos decir que es un gran regalo sin envolver. Nos ayudará a calmar el cuero cabelludo y aportar volumen.



Tipo de cabello: Cueros cabelludos resecos, o dañados por los tintes sintéticos.
Productos: Infusión de Lavanda y Azahar, Henna con Lavanda y Azahar, Aceite de Almendras y Lavanda, Champú de Salvia con Lavanda, Gel de Aloe con Lavanda.

MANZANILLA

Aunque la Manzanilla es una planta originaria de la zona de los Balcanes, el norte de África y Asia occidental, hoy en día se cultiva en todo el mundo, incluido España. Es una de las hierbas medicinales más antiguas que se conocen, por sus beneficios en las digestiones y calmantes, y su intenso aroma incrementó su popularidad. En cuanto al cabello, es una planta muy popular entre cabellos rubios por su capacidad de mantener y potenciar su color dorado, con esto no te desvelamos ningún secreto. Sin embargo, hay más: con la Manzanilla calmamos los cueros cabelludos sensibles, matizamos las canas en cabellos rubios y recuperamos el brillo.



Tipo de cabello: Cabellos claros, melenas sin brillo, cueros cabelludos sensibles.
Productos: Henna con Manzanilla, Henna neutra con Caléndula y Manzanilla, Infusión de Caléndula, Manzanilla y Corteza de Naranja

SALVIA

Crece mecida por la brisa mediterránea y es una de las plantas más recomendadas para reducir el dolor menstrual, la inflamación y los trastornos hormonales (la naturaleza está de nuestra parte). La salvia, además, ayuda a recuperar el flujo de melanina, el brillo y la vitalidad de tu melena.



Tipo de cabello: Cueros cabelludos con caspa, cabellos con canas e ideal para reducir la caída del cabello.
Productos: Henna con Romero y Salvia, Champú de Salvia con Lavanda, Mascarilla de Salvia y Naranja, Infusión capilar de Romero y Salvia. .

Naranja

Todos conocemos el contenido en vitamina C de la Naranja, una de las frutas mediterráneas más apreciadas y consumidas. Una vitamina que, al incorporarla a nuestras fórmulas capilares, devuelve el brillo, elimina toxinas, actúa como acondicionador y proporciona luminosidad, además de eliminar naturalmente la caspa.



Tipo de cabello: Cabellos secos, con caspa, desnutridos.
Productos: Desenredante de Naranja y Karité, Champú de Henna, Miel y Naranja, Mascarilla de Salvia y Naranja, Karité facial con Naranjo Amargo.

ALMENDRAS

Los fenicios, un pueblo que tenía una especial veneración por este fruto seco, fueron quienes la introdujeron en España a través del Mediterráneo. Con los aceites de almendra, prensados siempre en frío, conseguimos fortalecer y estimular el crecimiento del cabello, además de restaurar la capa lipídica y protectora. Y no nos olvidemos de las grasas buenas y las vitaminas B y E que nos aportan.



Tipo de cabello: Cabellos secos, quebradizos, puntas abiertas.
Productos: Aceites de primera prensada en frío.

ALOE VERA

Otro de los tesoros que nos ofrece la naturaleza. Con propiedades bactericidas, antiinflamatorias, y regenerador de la piel, entre otros beneficios. Las propiedades para la piel son infinitas pero ¿qué aporta el aloe a nuestro cabello? Contiene antioxidantes, vitaminas A, C y E, ácido fólico y muchos minerales. Además, su textura de gel ayuda a definir los rizos y a manternerlos hidratados sin apelmazar ni engrasar el pelo.



Tipo de cabello: Cabellos rizados, encrespados, puntas rotas.
Productos: Gel de Aloe con Lavanda.

LAUREL

Es protagonista de infinidad de rituales y le rodea un halo de magia. A Griegos y Romanos los acompañaba en forma de corona como símbolo de protección. En nuestras fórmulas, el laurel nos ayuda a proteger el cabello de la caída. Contiene vitamina C y hierro que ayudan a absorber mejor la vitamina B12 y así ayudar a que no se caiga nuestro cabello, esté fuerte y no aparezcan canas prematuras.



Tipo de cabello: Cabellos frágiles, anti-caída.
Productos: Infusión Laurel, Tomillo y Ortiga.


Volver arriba